Cannabis: situación legal en España y en Europa

En este artículo trataremos la situación legal del Cannabis en España en todos sus aspectos: posesión, cultivo y venta o explotación. También te ofreceremos un análisis comparativo de las leyes que rigen en esta materia en otros países de Europa, como Francia, Alemania, Países Bajos, Italia, Gran Bretaña y Polonia.

Índice:

  1. Situación legal del consumo de cannabis en España
  2. Situación legal del cultivo de cannabis en España
  3. Situación legal de la venta de semillas de cannabis en España
  4. Fines terapéuticos del cannabis en España
  5. Situación legal de la venta de cannabis en España
  6. Situación legal de la posesión de cannabis en España

La situación legal en otros países de la UE:

  1. Francia
  2. Niederlande
  3. Alemania
  4. Italia
  5. Gran Bretaña
  6. Polonia

Situación legal del consumo de cannabis en España

Según establece el Código Penal en su art. 368 “Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, los tribunales podrán imponer la pena inferior en grado a las señaladas en atención a la escasa entidad del hecho y a las circunstancias personales del culpable. No se podrá hacer uso de esta facultad si concurriere alguna de las circunstancias a que se hace referencia en los artículos 369 bis y 370”.

En aplicación de lo dispuesto en el Código Penal, el consumo de cannabis en España es ilegal y está prohibido. Sin embargo, esta actividad ilegal no es sancionable en el caso de que se realice en el ámbito privado. Esto significa que se permite el consumo en el propio domicilio, en un sitio privado o en un club de cannabis. Es estos casos, el consumo no está penado ni se impone sanción de ningún tipo. Por el contrario, cuando el consumo de cannabis se realiza en la vía pública, se puede imponer una sanción administrativa, con la correspondiente multa, que oscila entre los 601 euros y los 10.400 euros, en función de las circunstancias y gravedad de cada caso concreto.

También hay que tener en cuenta que el cultivo y la venta de cannabis puede no tener relevancia penal en aquellos casos en los que la cantidad fuera insignificante. Pero para aclarar todo esto con mayor profundidad, detallamos todos los aspectos de la situación legal del cannabis en España a continuación.

Tal y como hemos expuesto anteriormente, el cultivo de drogas está tipificado como delito contra la salud pública en el art. 368 del Código Penal. En el caso del cannabis, se suele considerar que no produce un daño grave para la salud y la pena que se impone oscila entre uno y tres años, y multa del tanto al duplo del valor de la droga incautada. En el caso de que el cultivo del cannabis se realice exclusivamente para consumo personal puede considerarse que no existe delito, siempre y cuando el cultivo no sea visible desde la vía pública (en cuyo caso también puede ser objeto de sanción). El problema es que legalmente no está establecida la cantidad de plantas que corresponden al autoconsumo, por lo que si el lugar de cultivo es visible, la policía abrirá diligencias penales y, en función de todas las pruebas practicadas, el juez determinará si el cultivo tiene un fin lucrativo y la suficiente trascendencia penal o si, por el contrario, obedece exclusivamente al consumo personal, en cuyo caso se impondrá únicamente una sanción administrativa.

Hanfanbau in Deutschland strafbar

En España está permitida la venta y compra de semillas de maceta de cannabis con un alto contenido de THC, a diferencia de las inflorescencias de cannabis CBD. Lo que está prohibido es plantarlas y hacer que germinen. Ello se debe a que las semillas de marihuana no contienen sustancias psicotrópicas: no hay tetrahidrocannabinol (THC) en las semillas, que es la sustancia que genera la cualidad psicoactiva del cannabis. Por lo tanto, es completamente legal comprar semillas de cannabis. Además, debido al posicionamiento europeo en cuanto a la libre circulación de mercancías, es posible recibir semillas de cáñamo en España procedentes de Europa. Muchos bancos de semillas se han establecido en Europa y se han especializado en el cultivo y comercio de semillas de cáñamo. De hecho, España es uno de los mayores productores y suministra semillas de cáñamo a gran escala a los Países Bajos, Francia, Italia, Gran Bretaña, Polonia y Austria. Gracias a la libertad de comercio aplicable en Europa, es posible comprar legalmente semillas de cannabis online desde España. Como hemos dicho antes, está permitido tener semillas de cannabis, lo que se prohíbe es germinarlas. Por tanto, la circulación a España de semillas de otros países no es ilegal en sí misma siempre que se envíen desde un país de la Unión Europea en el que el comercio de semillas de cáñamo sea legal (este es el caso en la mayoría de los países de la UE).

Dado que en la mayoría de los países de Europa es posible comprar semillas de cannabis de forma legal, los bancos de semillas compiten ferozmente. Hay más de cien revendedores que pueden enviar semillas a cualquier lugar de Europa. Ello ha convertido a los bancos de semillas de cannabis en un sector económico importante en todo el mundo.

Fines terapéuticos del cannabis en España

Según el CIS, el 84 % de los españoles está a favor de la legalización del cannabis con fines terapéuticos. Además, el 47 % quiere que sea legalizado en todos los aspectos, incluido su uso lúdico. El cannabis ha sido utilizado desde hace miles de años por sus propiedades terapéuticas y en los últimos años su uso se ha extendido para tratar a personas afectadas por determinadas enfermedades. Sin embargo, en España tampoco se permite el uso del cannabis con fines terapéuticos. El único medicamento derivado del cannabis que España ha autorizado es el Sativex, un medicamento de uso oral que se utiliza para tratar a personas que sufren de esclerosis múltiple.

En España, la venta de cannabis es ilegal y el tráfico de drogas se considera un delito, con penas de prisión, regulado en el Código Penal. La pena varía en función de las circunstancias y gravedad de cada delito en concreto.


La situación legal de la posesión de cannabis en España está relacionada con el uso que el propietario vaya a dar a la sustancia. Siempre que la posesión se realice en un lugar privado, como el domicilio particular o un club cannábico, se considerará que es para consumo propio y no se impondrá ningún tipo de sanción. Sin embargo, para apreciar que la marihuana se está usando para el autoconsumo también se tendrá en cuenta el peso de la sustancia. Si la cantidad y peso de la sustancia es muy elevado, las autoridades pueden considerar que se está usando con fines lucrativos, para el tráfico de drogas, en cuyo caso se puede imponer una pena de tres a cuatro años de cárcel (en función de la cantidad de sustancia incautada). Por otra parte, la posesión de cannabis en la calle, en pequeñas cantidades que puedan considerarse para uso propio, puede conllevar la imposición de una multa que puede oscilar entre 601 y 10.400 euros (siempre que el propietario no tenga antecedentes y no se aprecie ninguna otra circunstancia grave).

Situación legal del cannabis en otros estados de la UE

Después de analizar la situación legal del cannabis en España, ahora vamos a ver qué tipo de legislación se aplica en otros países de Europa, como Francia, Alemania, Holanda, Italia, Gran Bretaña y Polonia. La situación legal que rige en estos países es muy interesante para los usuarios españoles, ya que desde allí se pueden enviar, sin problemas, a España semillas de cannabis solicitadas online. Además, dado que cada vez es mayor la presión popular para la legalización del cannabis, es interesante estar al día en cuanto a las últimas reformas legislativas que afectan a esta materia en otros países de la Unión Europea.

Francia es uno de los países europeos que más cannabis consume. Sin embargo, el país aplica reglas estrictas con respecto al cannabis. La posesión, el consumo, la venta y producción de cannabis se consideran delito, tal y como detallamos a continuación.

  • El cultivo de cannabis está muy castigado en Francia, con penas que pueden llegar hasta los 7,5 millones de euros y 30 años de prisión en los casos más graves, si se demuestra que el cultivo está dedicado al tráfico de drogas.
  • Francia tiene una política estricta también respecto al consumo de cannabis. Una persona detenida en posesión de pequeñas cantidades puede ser imputada por delito y no se permite el consumo en lugares públicos. La sanción que en la que se incurre es una multa de 3.750 euros y un año de prisión, con un importante endurecimiento de las medidas en caso de reincidencia. No se tiene en cuenta el argumento del consumo terapéutico.

Los europeos amantes del cannabis tienden a pensar que los Países Bajos son el paraíso de esta sustancia. Sin embargo, la situación real es muy distinta a la idea que solemos tener. El error más frecuente consiste en creer que el cannabis es legal en los Países Bajos. Sin embargo, esto no es cierto. En los Países Bajos, el cannabis es ilegal. La peculiaridad del país europeo radica únicamente en el hecho de que tienen una mayor tolerancia al cannabis, lo que ha generado leyes muy curiosas e interesante de conocer.

  • En los Países Bajos, la posesión de cannabis es un delito, pero se permite cuando la cantidad es menor a 5 gramos. Ello no impide que la policía pueda incautar el cannabis encontrado, por muy pequeña que sea su cantidad.
  • La cantidad mayor a 5 gramos se considera con fines lucrativos y está sancionada con una multa de 3.500 euros.
  • Cuando la posesión supera la cantidad de 30 gramos, se considera delito y puede imponerse una pena de hasta dos años de prisión y una multa de hasta 16.750 euros.
  • En los Países Bajos no está permitido el consumo de cannabis en público, aunque la policía lo tolera porque no considera prioritarios este tipo de delitos. En el centro de Ámsterdam, en particular, el consumo nunca es un problema.
  • El cultivo de cannabis en los Países Bajos se considera delito. Si no llega a las cinco plantas, se tolera por considerar que es para consumo personal. Importante: si se cultiva en casa, solo se podrán utilizar dos métodos técnicos como máximo. De lo contrario, el cultivo será considerado para uso comercial y el propietario podrá ser imputado por el correspondiente delito.

La situación de los tradicionales coffee shop de los Países Bajos es muy interesante, ya que cuentan con una política de tolerancia a pesar de su carácter ilegal.

  • Los coffee shop solo pueden vender un máximo de 5 gramos de cannabis por persona y el establecimiento no puede tener en stock más de 500 gramos.
  • No se permite la publicidad de la venta de cannabis.

Dado que los coffee shop no venden oficialmente cannabis y no lo cultivan ellos mismos, los comerciantes de los Países Bajos se ven obligados a comprar en el mercado negro. El comercio ilegal de cannabis es un gran problema en los Países Bajos. Los políticos llevan mucho tiempo abogando por un comercio regulado, legal o, al menos, tolerado. Además del problema de la compra de cannabis en el mercado negro, los Países Bajos también tienen que hacer frente al narcoturismo. Las ciudades cercanas a su frontera (en particular Alemania) son las que realizan esta práctica con mayor a su frecuencia. En junio de 2014, se dictó una ley en los Países Bajos por la que se negaba el acceso a los coffee shops holandeses al turismo de drogas. Esta ley quiere combatir tanto el consumo masivo por parte de los turistas como el crimen organizado. Sin embargo, en la práctica esta ley rara vez se cumple.

La situación legal que regula el cannabis en Alemania es clara y contundente. En Alemania está prohibido el cultivo, la producción, la venta, la compra y la importación o exportación del cannabis. Además, también es ilegal y está expresamente prohibida por la ley la posesión y consumo de cualquier parte de la planta. En Alemania, la posesión de cannabis se puede castigar hasta con cinco años de prisión. A pesar de la rigurosa legislación estatal alemana, la situación puede variar mucho de un estado a otro. En algunos casos, se permite la posesión de cantidades muy pequeñas de cannabis. Por ejemplo, Renania del Norte-Westfalia permite poseer hasta 10 gramos de cannabis, mientras que en Land de Berlín, la cantidad permitida asciende hasta los 15 gramos.

  • Cuando la cantidad de cannabis es insignificante no suele producirse ningún arresto ni detención por la vía penal, pero sí se imponen multas, cuyo importe puede variar según las circunstancias.
  • En Alemania, está permitido el uso terapéutico del cannabis, pero siempre se exige estrictamente disponer de una receta médica. Gracias a ello, desde 2011 muchas personas han tenido acceso a medicamentos elaborados con THC desde 2011. En particular, los pacientes con esclerosis múltiple son los que más se han beneficiado de ello.

Por lo demás, Alemania sigue siendo uno de los países más estrictos con el cannabis. Mientras que la mayoría de los países de la UE tienen bancos de semillas de cannabis que venden a toda Europa, Alemania prohíbe totalmente esta práctica y se niega a participar en los beneficios económicos que podría obtener de dicha actividad.

En la mayoría de los países de la UE existe una política estricta con respecto al cannabis. Estas leyes son más duras o más flexibles en función de cada país, pero el objetivo y la orientación política suelen ser similares. Sin embargo, Italia es una excepción y tiene una política contradictoria respecto al cannabis. En 2004, durante el mandato de Silvio Berlusconi, las leyes sobre el cannabis se endurecieron mucho. Sin embargo, en 2014 el Tribunal Constitucional revocó dichas leyes. En la actualidad, la legislación sobre consumo, posesión, comercio o cultivo de cannabis es la siguiente:

  • Si se identifica a alguien en posesión de cannabis, la sanción se limita generalmente a una advertencia, si se considera que la cantidad poseída está destinada claramente al consumo personal.
  • En el caso de cantidades mayores, se aplica la presunción de considerar que hay tráfico de drogas, lo que conlleva sanciones de hasta 75.000 euros en multa y una pena de cárcel de seis años.
  • El cultivo de cannabis se considera delito y está castigado con las mismas penas que el tráfico de drogas. La única excepción permitida es la posesión de una sola planta, que se considera para consumo personal.

En Italia, la venta de semillas de cáñamo es legal. A menudo, las semillas de cannabis se denominan coleccionables o contienen una advertencia de que cultivar las semillas es ilegal. En Italia, hay alrededor de 200 grow shops donde se pueden comprar semillas. La mayoría de estos productos se importan de los Países Bajos y de España.

La legislación de Gran Bretaña sobre las drogas también es muy cambiante. En las últimas décadas se han promulgado varias leyes sobre el cannabis de diferente tipo. A principio de la década de 2000, Gran Bretaña iba orientada hacia la legalización. Sin embargo, en estos momentos no queda mucho de aquello, ya que la situación legal ha cambiado por completo. Actualmente, la posesión de cannabis en Gran Bretaña conlleva una pena máxima de cinco años de prisión y / o multas cuya cantidad máxima no está limitada. Incluso en el caso de un primer arresto, la policía hace constar los datos de la persona y del delito cometido en un archivo informático nacional que tiene vigencia en todo momento. Si esa persona es arrestada por segunda vez en posesión de cannabis, se considera reincidente. Sin embargo, los británicos son mucho más tolerantes en lo que se refiere a las semillas.

  • La venta y posesión de todas las semillas de cannabis, ya sean de cáñamo o de plantas ricas en THC, es legal.
  • La ley solo prohíbe la germinación y cultivo de todo tipo de cannabis sin poseer la correspondiente licencia. La obtención de esta licencia está sujeta al pago de una tasa y a la presentación de un certificado de antecedentes penales.
  • Sin embargo, el cultivo de cannabis sí está castigado con penas de prisión de hasta 14 años y/o multas de cantidad ilimitada.

Polonia es uno de los países que tiene las leyes más estrictas sobre el cannabis. Allí ni siquiera es posible encontrar cannabis medicinal. El Tribunal Constitucional pidió en 2014 al gobierno anterior una revisión sobre la legalización del cannabis medicinal, sin embargo esta revisión aún no se ha producido. En lugar de mostrar tolerancia, el actual gobierno polaco está aplicando una política particularmente dura sobre el cannabis. Actualmente, y previsiblemente también en el futuro, la posesión, el consumo y el comercio de cannabis en Polonia tienen graves consecuencias penales. En anteriores gobiernos, las personas que estaban en posesión de pequeñas cantidades de cannabis estaban sujetas a penas de prisión. Teniendo en cuenta la situación política actual sobre la materia, es más prudente descartar todo tipo de consumo de cannabis durante una visita a Polonia. Dependiendo de la cantidad introducida al país, las medidas penales son las siguientes:

  • El consumo por sí solo no se considera un delito, por lo que se tolera.
  • La posesión de cannabis conlleva una pena de hasta tres años de prisión.
  • En los casos en que la cantidad poseída sea mayor, la pena puede llegar hasta los diez años de prisión.
  • Para cantidades limitadas, la pena máxima es de un año de prisión.

En cuanto al cultivo de cannabis, las leyes polacas son estrictas, ya que no se hace distinción entre el cultivo de cannabis y la producción de opio o cocaína. Cada uno de estos delitos puede conllevar una pena de hasta tres años de prisión o, incluso, ocho años cuando se incautan cantidades mayores.


Satisfacción del cliente
Muy bueno
4.9 / 5
532 Valoraciones

¿Te hemos ayudado a elegir las semillas adecuadas?

Danos tu opinión. Haciendo clic en las estrellas puedes valorar esta página y ayudarnos a mejorar nuestro servicio y nuestra oferta.

¡Gracias por tu apoyo!